Masaje Prenatal

El masaje prenatal es una técnica encaminada, básicamente, a conseguir eliminar tensiones y a aportar relajación a la futura madre durante las semanas de gestación. A pesar de no tener contraindicaciones es recomendable hacerlo con la autorización del medico que sigue el embarazo.

 

Se trata de un tipo de masaje totalmente distinto del que se recibe habitualmente ya que por un lado requiere un profundo conocimiento del cuerpo de la mujer embarazada y por otro una gran sensibilidad con el momento personal que la futura madre esta viviendo. Así, nos encontraremos con dolor en la espalda como consecuencia de la expansión del abdomen, sobrecarga en las articulaciones a medida que el embarazo avanza a lo que se añade la ansiedad por el deseo de ser madre y el inevitable estrés ante el momento de dar a luz.

 

En la sesión de masaje, siempre en una posición cómoda acorde con los cambios anatómicos, se aplicarán técnicas relajantes, movimientos amplios sin demasiada presión para mejorar la función de los músculos y articulaciones, así como secuencias de drenaje linfático para evitar o reducir la retención de líquidos y  mejorar la circulación sanguínea y linfática.

 

Como consecuencia natural del buen funcionamiento del sistema circulatorio y de la eliminación de tensiones en el sistema músculo esquelético el organismo en su conjunto se armoniza y cada una de las funciones fisiológicas se realizan con total normalidad. La relajación se convierte en un estado habitual, la mejora en la calidad del sueño favorece la oxigenación y nutrición de órganos y tejidos,  la futura madre y su hijo se benefician de este estado de profundo bienestar.